« No se trata de que vosotros paséis estrecheces
para que otros vivan holgadamente;
se trata de que haya igualdad para todos. »
2 Corintios § 8:13

Estimado lector:

Desde estas líneas le damos la bienvenida a la página web de la Fundación Benéfico Asistencial Corinto, un canal de comunicación y difusión que ponemos a la disposición de cuantas personas deseen conocer nuestra actividad. 

Sean mis primeras palabras de agradecimiento al Patronato que me honro en presidir por la confianza depositada en cuantos componemos la actual Comisión Ejecutiva, y sean también de profundo reconocimiento al voluntariado de esta Fundación sin el cual este proyecto nunca se hubiera convertido en una hermosa realidad. 

La Fundación Corinto es un entidad privada sin ánimo de lucro que nació en el año 2011 fruto de la inquietud de un grupo de hermandades y cofradías de Málaga que tras una profunda reflexión, conscientes de la situación de necesidad que acuciaba a numerosas familias malagueñas y convencidos de que la eficacia está en la acción coordinada, decidieron unir sus esfuerzos para acometer por primera vez en el mundo cofrade de nuestra ciudad, un proyecto social conjunto entre hermandades: la creación de un economato social destinado a atender las necesidades básicas de la población con menos recursos.

Con el paso del tiempo, a las 20 cofradías fundadoras se fueron uniendo otras hasta completar un total de 29 hermandades de Pasión y de Gloria que participan en la actualidad en la Fundación. 

Ha sido un largo camino en el que hemos ido creciendo juntos y han sido muchas las personas que han aportado al proyecto su grano de arena de trabajo y de ilusión, así como numerosas las instituciones y empresas que nos han venido ofreciendo su colaboración a lo largo de los años para apoyar esta iniciativa y hacerse eco de la labor que realizamos.

A todos ellos, la más profunda gratitud pues su ayuda es fundamental para alcanzar el objetivo que perseguimos: que los beneficiarios de la Fundación sean protagonistas de su propia vida y que la modesta ayuda puntual que podamos prestarles sea una mano tendida que les permita afrontar un fututo mejor.  

Mª del Carmen Ledesma Albarrán